ARTE URBANO: «La Cautiva» de Santiago José Chiérico.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +
» La Cautiva» de Santiago José Chiérico (Ph f8)

En la Plazoleta Vicente Bellini de Av Rivadavia al 9200 y Av. White, en el barrio de Villa Luro, se encuentra «La Cautiva» obra del escultor Santiago Chiérico.

«La Cautiva» está emplazada allí desde el 10 de marzo de 1939 y si usted anda por el barrio, hágase un ratito para observarla. Es que Chiérico dedicó parte de su obra a mostrarnos, con mucho arte, próceres y momentos dramáticos de nuestra historia, y si el tema de las mujeres cautivas, el rapto, la violación, la esclavitud, de esta tragedia histórica, siempre ha estado presente en las diferentes disciplinas artísticas, en la inspiración Chiérico no podía estar ausente.

Su obra «La Cautiva» fundida en hierro, es realmente conmovedora; la vemos atada por la espalda a un poste, su cuerpo desnudo e indefenso, con un gesto de terror en su rostro y la mirada perdida en el horizonte

Santiago Chiérico nació en Tolosa, cerca de La Plata en 1891, fue autodidacta y ha llegado a ocupar en 1948 el cargo de Jefe de Taller, Sección Escultura, de la Academia de Bellas Artes, en la Universidad de Tucumán.

Obtuvo varios premios, entre ellos: Premio Adquisición, La Plata en 1922 y 1930; Segundo Premio El Círculo, La Plata, 1926; Premio Estímulo, Salón Nacional, 1931; Segundo Premio Municipal, 1935; Tercera Medalla, Salón de Rosario, 1936; Primeros Premios: Comisión de Cultura y Adquisición Municipal, 1940; Patagonia, 1941; Comisión de Cultura, Rosario y San Fernando, 1942; Tandil, 1943

En una revista de arte, a sus 30 años de edad, Chiérico ha escrito:

“…en las obras de arte plástico se enuncian ideas y se expresan sentimientos, susceptibles de alcanzar las formas supremas de la claridad; que no pueden ser sino la de una realización perfecta”.

Chiérico nos ha legado diversas obras de arte, las encontramos desde La Matanza, en la Provincia de Buenos Aires, hasta en San Martín de los Andes. Varias de sus obras están en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. También representó a la ciudad porteña en el exterior, cuando, en 1968, inauguró una estatua, nada menos que de Carlos Gardel en Colombia, en ocasión de la primera edición de un Festival Internacional de Tango en Medellín.

También fue quién creó la imagen de la Virgen de La Medalla Milagrosa, de 5 metros de altura, ubicada en lo más alto de la cúpula central del Santuario en Parque Chacabuco.

El 16 de noviembre de 2000, la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, bautizó con el nombre de «Santiago José Chierico» al espacio público limitado por las calles Miguel Santi, José León Suárez y Humaitá, a pocas cuadras de la plazoleta de Rivadavia y White, que debería dejar de llamarse Vicente Bellini, en honor al compositor italiano del siglo XIX, y pasar a denominarse «La Cautiva» en honor al sufrimiento de aquellas mujeres que padecieron la tragedia, que Chiérico supo patentizar en su obra.

Share.

Comments are closed.