Artistas latinoamericanos | El escultor Jiménez «Deredia» expone en la calles de Génova.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El escultor costarricense Jorge Jiménez «Deredia» lleva un mensaje de esperanza a Génova, Italia, con la exposición «La esfera entre dos mundos». Una muestra con obras inéditas realizadas por el artista durante el confinamiento.

El escultor costarricense Jorge Jiménez «Deredia», que fuera el primer escultor latinoamericano en colocar una obra suya en el Vaticano, expone ahora un total de ocho monumentales esculturas de mármol y bronce, que visten la ciudad portuaria italiana de Génova

Las obras en la ciudad portuaria, salen a la búsqueda de recuperar el optimismo y entusiasmo de los italianos, caracterizados por ser amantes del arte, y que al igual que el resto del mundo, han tenido que hacer frente a la cruel crisis sanitaria del Coronoavirus.

Esta muestra está compuesta por 8 esculturas, que serán distribuidas en tres puntos principales de la ciudad italiana: la estación de tren Brignole, en los alrededores del conocido Palacio Ducal y en el puerto antiguo de la ciudad de Génova.

Es, entonces, la primera exposición que realiza el escultor luego del cierre de espacios públicos, causado por la pandemia de COVID-19 y en la que presenta tres obras nuevas realizadas especialmente para la muestra, que se mantendrá a disposición de quienes visiten la ciudad, hasta el próximo 30 de noviembre.

DE COSTA RICA A EUROPA .

Jorge Jiménez Martínez, alias Deredia, nació en Heredia, Costa Rica, el 4 de octubre de 1954. Se graduó en escultura en el Conservatorio de Castella.  Inició su actividad como escultor en la década de los 70, creando obras que resaltan tanto el desarrollo de formas orgánicas modificadas por el entorno, la fuerza de la gravedad y el crecimiento, como las influencias del arte precolombino. A los 22 años, en 1976, se trasladó a Italia gracias a una beca y empezó a viajar por Europa; entra así en contacto con los principales movimientos artísticos del continente.

Jorge Jiménez Deredia ya en Europa se graduó en la Academia de Bellas Artes de Carrara y, de 1980 a 1986, asistió a la facultad de arquitectura de la Universidad de Florencia. Los estímulos intelectuales de esos años cambiaron profundamente su enfoque de la obra artística: inmerso en el clima florentino, Deredia profundizó su interés por el período renacentista. El fervor intelectual de ese período lo empujó a reflexionar sobre el desarrollo de su obra, e incluso a concebir una nueva percepción de la vida.

Esfera con grabados
Colección Museo Nacional de Costa Rica.
Foto: Diego Matarrita.

La intuición de una visión globalizadora del ser y del universo se fortalece gracias a la recuperación de la cultura costarricense, y en particular de las esferas precolombinas de la antigua Boruca

Estas misteriosas esfera mueven al escultor hacia estudios sobre la forma y el material utilizado, la función y el simbolismo ligados a la esfera y al círculo.

 La fase de renovación artística también se subraya con la adopción del nombre artístico de Deredia, una contracción de “de – Heredia” (de – Heredia), su ciudad natal.

INSPIRADO EN LAS ESFERAS PRE-COLOMBIANAS DE COSTA RICA

En 1985 compuso el primer Génesis, obras que describen distintas fases de mutación de la materia en el espacio a través del tiempo, y sentó las bases para la creación de su ideología artística, el Simbolismo Transmutativo. 

Participa en las Bienales de Venecia de 1988, 1993 y 1999. La experiencia veneciana está marcada por el encuentro con el célebre crítico de arte Pierre Restany: la amistad y la colaboración nacida entonces resultó ser crucial también para el crecimiento artístico e intelectual de Deredia

De hecho, junto al teórico francés, el escultor sienta las bases para construir una visión de la identidad cultural costarricense capaz de comprender la totalidad del proceso histórico incorporando las culturas precolombinas y su fuerte elaboración simbólica.

En 1999 recibió el premio “Beato Angelico” para subrayar la profunda espiritualidad de su producción artística y su pensamiento secular.

Con motivo del Gran Jubileo de 2000, la Fabbrica di San Pietro encargó al escultor la realización de la estatua de mármol de San Marcellino Champagnat, que se colocó (foto) en la fachada sur de la basílica de San Pietro en el Vaticano, dentro del nicho central del crucero que fue diseñado. entre 1544 y 1564 por Michelangelo Buonarroti.  La escultura fue inaugurada por el Papa Juan Pablo II el 20 de septiembre de 2000 y Deredia se convirtió así en el primer artista no europeo presente en el corazón mismo de la fe cristiana.


Share.

Comments are closed.