CINE LATINOAMERICANO: “Matar a un muerto” en el MALBA

Pinterest LinkedIn Tumblr +
0%
0%
Awesome

En el ciclo de cine del MALBA, todos los domingos de setiembre a las 20 hs puede verse el film “Matar a un muerto” de Hugo Giménez.

Por Francisco Merino

En Paraguay, durante la brutal dictadura de Alfredo Stroessner, dos hombres que se dedican a enterrar cadáveres clandestinamente, en una mañana cualquiera de 1978, entre el montón de muertos, les llega un hombre, es Mario, un argentino que todavía sigue vivo; ambos enterradores saben que tienen que matarlo, pero nunca asesinaron a nadie antes. ¿Qué harán? El destino de los 3 hombres se definirá durante la final del mundial de futbol Argentina 78, que está transcurriendo mientras ambos países, Paraguay y Argentina, padecen sangrientas dictaduras. El film, ópera prima de Hugo Giménez,  cuenta con las actuaciones de Ever Enciso, Aníbal Ortiz, Silvio Rodas y la participación del actor argentino Jorge Román, reconocido por su rol protagónico en “Monzón” y su actuación en “El Bonaerense”, de Pablo Trapero, entre otros trabajos. Palabras del director Una extraña sensación se apodera de mí una mañana de 1989, cuando con los ojos de un preadolescente, descubro el derrocamiento del dictador, lo veo subir a un avión que lo lleva al exilio con total tranquilidad. Antes de eso, no sabía que teníamos un presidente militar en Paraguay. Crecí en la aparente calma de la transición democrática en Asunción. Crecí en un encierro a cielo abierto donde los verdugos coexistieron con nosotros acechando desde las sombras. Años después, alcanzo a comprender que esa tranquilidad era en realidad impunidad. No logramos instalar como sociedad la discusión sobre los 35 años de dictadura. Ella penetró profundamente en nuestro tejido social, y desde allí incubó a sus hijos que hoy, treinta años después de la caída del régimen, están nuevamente al frente del gobierno de Paraguay. Ese cúmulo de sensaciones y pensamientos sobre nuestra historia reciente que me persiguieron por mucho tiempo se conectaron a la hora de escribir y dirigir esta película. Matar a un muerto representa una mirada a ese contexto de opresión militar desde la periferia; es una exploración sobre la banalidad del mal y el posible despertar de las conciencias.
Share.

Comments are closed.