“Dirty Car Art” | Convertir la mugre en arte efímero.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

Obra de Scott Wade

Crece el fenómeno internacional “dirty car art”, en el que los coches cubiertos de polvo, transforman la mugre en efímeras obras de arte.

El arte urbano en los últimos años viene tomando nuevos espacios para manifestarse. Ahora a los grafitis, árboles intervenidos, pegatinas y demás, se suman las culatas de grandes camiones que no pasan por el lavadero o lunetas o parabrisas de autos estacionados acumulando mugre, que son intervenidos por artistas urbanos que luego suben las fotos de sus creaciones a las redes sociales.

Estos artistas que usan como lienzo la superficie sucia de algunos vehículos cuentan con miles seguidores, pero dos artistas de la mugre son lo más destacados: uno de ellos es el  ruso Nikita Golubev,  que bajo el pseudónimo de ProBoyNick es uno de los más prolíficos. Tiene 27 años y sale a recorrer las calles de Moscú buscando camiones que hayan recorrido mucha ruta; cuanto más  embarrados mejor para su arte. Nikita Golubev a sus dedos sólo le suma algún pincel y a los sumo una hora de trabajo. Luego el consabido registro, fotográfico o filmado para subir la tarea a las redes sociales. En este vídeo lo vemos trabajar.

El otro de los destacados artistas del  “Dirty Car Art” es  Scott Wade, un estadounidense de 61 años que, para muchos de sus seguidores, es el iniciador de esta tendencia, y lo han bautizado el Da Vinci de la mugre. Scott Wade es aplaudido y reconocido a nivel internacional – Japón, Canadá, Alemania, Brasil, Corea del Sur, Estambul y México – donde participa de salones de automóviles y se presenta en programas de televisión. Ya no necesita salir a buscar autos sucios, como su colega ruso, porque ya es una estrella y no son pocos los que lo contratan para intervenir sus propios autos o los automóviles de empresas o amigos con mensajes de todo tipo. Este vídeo nos muestra a Scott Wade interviniendo su propio auto.

Por ahora, en Buenos Aires sólo se encuentra el tradicional «lavarme sucio» pero seguramente no tardará en llegar esta tendencia a la ciudad del fileteado porteño.

Share.

Comments are closed.