GENERAL VILLEGAS: Pese a las promesas del intendente Eduardo Campana (UCR-JxC) demolieron la casa natal de Manuel Puig.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La promesa de preservar la casa natal de Manuel Puig fue incumplida por el Intendente de Gral Villegas, Dr Eduardo Campana, y la casa natal fue demolida.

Haciendo su voluntad, sin consideración alguna, Guillermo Grosso, propietario de la vivienda y, a la vez subsecretario de Gobierno de la ciudad, demolió sin aviso alguno y en tiempo récord la casa natal de Manuel Puig. Eso sí, como un detalle de generosidad extrema, el funcionario «demoledor» afirma que donará las rejas y las puertas al gobierno al que pertenece.

Se trata de la casa en la que Puig nació en 1932, y donde lo apodaron “Coco”- está ubicada en General Villegas, a 464 kilómetros de Buenos Aires, la ciudad en la que él vivió hasta 1949 -salvando un par de años en el colegio Ward, de Ramos Mejía.

Puig rindió honores a su lugar natal en sus creaciones nombrándolo como pueblo “Coronel Vallejos” en sus dos primeras novelas, “La traición de Rita Hayworth” (1968) y “Boquitas pintadas” (1969). La casa demolida bien podría ser la del capítulo dos, titulado “En casa de Berto, Vallejos 1933”, aunque también podría ser la morada donde el pequeño “Toto” (Coco en la ficción) se muda en junio de 1933.

Si la casa tenía deterioros, podía haberse puesto en valor con muy poca inversión y funcionar como biblioteca y centro cultural que buena falta le hace al municipio. Este acto de desprecio por la cultura, entristece a la comunidad de General Villegas e indigna mucho más, al saber que quién la ha demolido es, a la vez, un importante funcionario del gobierno municipal

Share.

Comments are closed.