Inútil reunión ministerial para definir si habrá o no clases en plazas de la Ciudad de Buenos Aires.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

La disputa entre Ciudad y Nación por la vuelta progresiva a clases presenciales en el distrito tiene hoy una reunión inútil en las oficinas del Ministerio de Salud nacional, donde se reunirán, por primera vez por este asunto, cuatro ministros; Nicolás Trotta, por Nación; y Soledad Acuña, por Ciudad; y los dos de Salud: Ginés González García (Nación) y Fernán Quirós (Ciudad).

La disputa parece que se instala más en lo sanitario que en lo pedagógico, si están o no dadas las condiciones de contagio en la propuesta de sacar las aulas a las calles, en plazas y al aire libre, no aparece una opinión desde criterios pedagógicos ni la factibilidad de dar clases en esas condiciones, cuando hasta ahora se ha desarrollado improvisadamente de manera virtual.

El conflicto nace de un estimado de 6.000 alumnos de CABA que carecen de conectividad y/o computadora para acceder a clases virtuales. Cuando apareció la solución desde el Estado Nacional, aparecen desde el Ministerio de Educación de CABA otras razones no claras. Lo cierto es que la pandemia ha visibilizado ese segmento de estudiantes que, alejados por carecer de conectividad y computadoras, han quedado este año prácticamente fuera de la educación pública que, por definición, debe ser igualitaria y gratuita.

Un reciente informe titulado Efectos del Coronavirus en la Educación, emitido por la Organización de Estados Iberoamericanos OEI, analiza el impacto que la pandemia podría ocasionar en el ámbito de la educación en la región..

El informe mira especialmente el impacto de la pandemia en temáticas como el rendimiento académico y la tasa de abandono escolar. Además señala las medidas y condiciones necesarias para reducir su impacto educativo en la región.

La primera cuestión que plantea el informe es el efecto que tiene en el aprendizaje de los alumnos la sustitución de las clases presenciales por clases telemáticas. El condicionante primero es la formación del profesorado en el uso de la tecnología y metodología online y su interacción con el aprendizaje, es fundamental que sepan como se hace docencia online y como recrear sus propios recursos pedagógicos.

Es de vital importancia entonces también la calidad de la plataforma educativa que se emplea y si se enseña de forma sincrónica o asincrónica, es decir, si la clase es interactiva o descargando contenidos.

En resumen, si las actividades formativas no están bien ajustadas, el informa advierte que la brecha de conocimientos entre las diferentes clases sociales puede ampliarse y disparar el número de abandono escolar, es decir, no sólo hay que lograr equiparar los resultados de la educación presencial, sino trabajar fuertemente en que el alumnado no pierda su vínculo con la escuela.

Ninguna de estas consideraciones vitales del informe están presentes en esta discusión, ni lo estuvieron en estos 6 meses de pandemia, por lo tanto, nada de lo que discutan hoy aportará a la solución de fondo.

Share.

Comments are closed.