LA RADIO NACIÓ EN ARGENTINA: 100 años de la primera transmisión radial en el mundo.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

De izquierda a derecha: Luis Romero, Cesar Guerrico, Miguel Mujica y Enrique-Susini.

Hace cien años los “Locos de la Azotea” realizaban en Buenos Aires la primera transmisión de radio del mundo. El 27 de agosto de 1920 transmitieron la Opera Parsifal que fue captada por 25 aparatos

Por Sergio De Caro (Locutor nacional – Periodista)

Enrique era médico, Luis, Cesar y Miguel, estudiaban medicina, pero tenían una inquietud que iba más allá de las fronteras de la anatomía; les atraía una materia que en aquellos tiempos estaba en pleno desarrollo, la comunicación inalámbrica.

A fines del siglo XIX James Maxell había establecido la teoría de las ondas electromagnéticas que años más tarde llevó a la práctica e hizo realidad Heinrich Hertz. En homenaje a este físico alemán pasaron a llamarse ondas “herzianas”.

Fueron varios los investigadores que hicieron sus aportes a la comunicación “sin hilos” como Eduard Branly, Nikola Tesla, Alexander Popoff, entre otros, hasta que el 1901 el italiano Guillermo Marconi, que había logrado transmitir señales radioeléctricas captadas por antenas aéreas, realiza una transmisión entre Inglaterra y EEUU. Así por primera vez las ondas hertzianas cruzaban el océano Atlántico para unir dos continentes.

Esa comunicación radial tuvo su papel protagónico en distintos acontecimientos históricos como, la primera guerra mundial, y el hundimiento del majestuoso buque de pasajeros Titanic que permitió salvar centenares de personas al enviar el mensaje de socorro S.O.S (save our soul – salven nuestra alma), y fue captado por la nave Carpathia que inmediatamente acudió en su ayuda.

Esa radio, que se utilizaba para fines determinados, con comunicaciones cortas y específicas, sufrió una transformación a mediadios de 1920. Los argentinos Enrique Telémaco Susini, Luis Romero Carranza, Miguel Mujica y Cesar Guerrico, que eran aficionados a las comunicaciones, pensaron que la radio podía tener un fin pacífico, de integración, con contenidos culturales, como un servicio a la comunidad y de manera permanente.

Entusiasmados con la idea, el 27 de agosto de aquel año, instalaron un transmisor en la terraza del Teatro Coliseo de Buenos Aires, colocaron un micrófono en la sala y transmitieron la Opera Parsifal de Richard Wagner, inaugurando así la Radiodifusión mundial, como la conocemos hoy, con música, noticias, entrevistas, humor, y la fundamental y necesaria participación de los oyentes.

Aquella noche al comenzar la transmisión Enrique Susini dijo: “Señoras y Señores…La Sociedad Radio Argentina les presenta hoy el festival sacro de Ricardo Wagner, Parsifal, con la actuación del tenor Maestri, la soprano argentina Sara Cesar, el barítono Rossi Moralli y los bajos Chirino y Paggi. Todos bajo la dirección de Felix Von Wingartner, secundado por el coro y orquesta del Teatro Constanzi de Roma”.

No hay registro original de esa transmisión. “Estaban preocupados por transmitir y no por grabar” afirmó en una entrevista en 2003 Alicia Susini, la última esposa del pionero. Lo que si se encuentra en las redes en la actualidad es una recreación grabada por el locutor Pascual Menutti y editada por el operador Ricardo González que se realizó en Radio Mitre para un Congreso de Radio en 1992.

Desde aquel día histórico, 27 de agosto de 1920, los “Locos de la Azotea” no dejaron de transmitir, lo hicieron sin solución de continuidad. Todas las noches emitían conciertos que escuchaban unos pocos aparatos “a galena”; trasmisiones en las que el mismo Susini interpretaba en distintos idiomas y con diferentes seudónimos, obras de la lírica internacional, porque además de médico era músico y cantante.

EEUU intentó arrogarse el carácter de país fundador de la radiodifusión pero su transmisión careció de los requisitos necesarios para serlo. Primero porque ocurrió en noviembre, tres meses después de Parsifal pero además fue un mensaje corto, con fines específicamente electorales y no tuvo continuidad.

Otra fecha que se presta a confusión es el 13 de febrero, Día Mundial de la Radio, establecido por Naciones Unidas. Fue instituido por el organismo internacional en conmemoración de la primera radio de la ONU, inaugurada en 1946.

Desde su nacimiento hasta estos días, muchas radios desaparecieron y otras siguen “al aire”. Algunas conservan su nombre original y otras no. En 1921 se otorgó la primera licencia para emisora de radio a “Teatro Coliseo”. En 1922 aparecieron “Radio Brusa”, (La Red); “Radio Sudamérica”, (Radio Mitre) financiada por los fabricantes de aparatos receptores. En 1922 “Radio Cultura”, la primera emisora comercial, con avisos publicitarios. En 1923 “Teatro Gran Splendid” (Radio Splendid, La990), en 1928 “Muebles Diaz” (Radio Rivadavia), en 1929 “Radio Porteña” (Radio Continental) y en 1931 “Casa América” (Radio Del Plata). En 1935 se inaugura Radio “El Mundo” desde el primer edificio construido para radio. Radio Provincia de Buenos Aires, se fundó en 1937 y ese mismo año, Estación de Radiodifusión del Estado (Radio Nacional), entre otras, a lo largo de la historia.

Es el Centenario de la Radio y sobran motivos para celebrarlo. Nació en Argentina; durante cien años resistió al avance de otros formatos audiovisuales como la televisión y la comunicación digital, sin perder su lugar y su magia. Y porque actualmente, en estos tiempos de pandemia mundial, es un servicio de comunicación esencial, de información, entretenimiento y compañía. La radio integra, iguala, permite viajar, imaginar e ilusionar…

Producción. Programa «Las dos Caras»

Share.

Comments are closed.