Las razones de la caída de Evo Morales

Pinterest LinkedIn Tumblr +

Un Golpe de Estado puso fin a 13 años de gobierno de Evo Morales; las razones de la caída.

Por Roberto Famá Hernández

Evo Morales fue derrocado por un golpe de Estado de la derecha boliviana que le puso fin a una presidencia que se inició el 22 de enero de 2006 con el 53,7 por ciento de los votos en las elecciones generales de diciembre de 2005 y no por hechos de violencia.

El primer presidente indígena no fue derrocado por sus errores, ha sido derrocado por sus aciertos. Su mandato ha estado marcado por una serie de medidas sociales que mejoraron las condiciones de vida de los bolivianos y lograron preservar los derechos de su patria, como cuando decidió la nacionalización de empresas y recursos estratégicos del Estado, como el gas natural.

Evo Morales deja  avances de salud nunca antes vistos en Bolivia; 34 hospitales de especialidades, 1.061 nuevos establecimientos de salud y 18.550 leyes y medidas para atender a la salud de la población. En cuanto a educación, Morales deja un país con 16.733 escuelas nuevas y los mayores niveles de asistencia a escuelas primarias, como nunca tuvo Bolivia. También la tasa de analfabetismo pasó del 13,3 por ciento en 2006 al histórico 2,4 por ciento que alcanzó en 2018, gracias a los planes como el Programa Nacional de Alfabetización y el «Yo Sí Puedo». Con Evo Morales 891.087 hogares han tenido la instalación de gas en sus domicilios. También deja más de 5.000 km de rutas que dieron viabilidad a la economía boliviana.

En 2005, al llegar Evo Morales al gobierno, Bolivia tenía una deuda externa equivalente al  52 por ciento del Producto Bruto Interno; hoy es menos del 24 por ciento del PBI, ya que el Producto Bruto Interno creció 327%  en los últimos 13 años y llegó a 44.885 millones de dólares en 2018. Mientras que sus reservas ascendieron a 53.269 millones de dólares. Evo Morales ha conseguido reducir la pobreza del 60% de la población al 35% actual.

El 22 de enero de 2009, los bolivianos lograron la aprobación de la Constitución Política del Estado (CPE),  que institucionalizó la fundación del Estado Plurinacional de Bolivia, dando autonomía a los distintos pueblos indígenas que conviven en el mismo Estado. Morales logró así integrar en la institucionalidad a quienes, pese a ser mayoría (62% de la población), habían vivido olvidados.

A Evo Morales lo derroca la ambición desmedida del capitalismo internacional, que ha cabalgado sobre la violencia, el odio racial y la aporofobia, para lograr la caída de Evo Morales. La derecha internacional no tolera un modelo socioeconómico, que trabaje para el desarrollo de políticas inclusivas y la conservación de los recursos naturales.

Antes que Evo Morales fuera elegido presidente por primera vez, Bolivia llegó a tener cinco jefes de Estado en un periodo de cinco años. Dos de ellos tuvieron que renunciar después de protestas masivas. Ahora, seguramente volverá el desequilibrio institucional, el endeudamiento, el FMI, las privatizaciones y el retroceso social, mientras la lucha por  los derechos deberá organizarse en la resistencia popular.

Share.

Comments are closed.