Lo que ocultan los medios sobre la “medida anti-Lamborghini” impuesta por el Banco Central.

Pinterest LinkedIn Tumblr +

Por Rubén Manases Achdjian

En un artículo publicado hoy, viernes 8 de enero, en “Ámbito Financiero” se comenta la decisión del Banco Central de restringir la importación de bienes suntuarios.

La comunicación A-7201 de la entidad -bautizada como “medida anti-Lamborghini”- dispuso restricciones al acceso de dólares oficiales para los importadores que quieran importar al país bienes de consumo considerados suntuarios (hablamos de bebidas alcohólicas de alta calidad, caviar, diamantes, etc.), autos, aviones y embarcaciones de uso particular.

A partir de la entrada en vigor de esta medida, quienes traigan productos suntuarios del exterior deberán conseguir su propio financiamiento o esperar hasta 365 días para acceder al mercado oficial de cambios. Esta medida. según los técnicos del Central, tiende a preservar poco más de U$S 300 millones de reservas que, en el actual contexto de sequía de divisas, es una cifra importante.

En el artículo de Ámbito Financiero opina Rubén García -presidente de la Cámara Argentina de Importadores-quien finge indignación e ignorancia cuando señala que “Las normativas hacen zozobrar el comercio exterior: ¿Cómo van a considerar que una cosechadora es un bien suntuario?”

Hasta ahí, García pareciera tener razón porque efectivamente las restricciones alcanzan a las importaciones de cosechadoras. Pero no, García: el BCRA no incluyó a las cosechadoras en el listado de bienes restringidos porque algún funcionario pensó, por error, que se trataban de bienes suntuarios. Se incluyeron las cosechadores para proteger el trabajo argentino.

A vuelo de pájaro puedo nombrar, al menos, dos empresas de capital nacional que fabrican cosechadoras: Agroindustrial San Vicente (ex Bernardin) y Vasalli S.A. (ambas situadas en la provincia de Santa Fe). También existen otras fábricas de cosechadoras que, aunque, extranjeras están radicadas largamente en el país y emplean mano de obra nacional: Gomselmash Argentina (San Francisco, Córdoba) Massey y Ferguson (General Rodríguez, Buenos Aires), CNH New Holland Argentina (Ferreyra, Córdoba) y Case del Grupo FIAT (Gran Córdoba).

Al igual que García miente Gabriel Caamaño, director de la Consultora Ledesma SRL, cuando advierte que en la comunicación del Central fueron incluidos bienes de uso y de capital del agro (esto es, las cosechadoras autopropulsadas) “Eso va a impactar en producción y en inversión -dice Caamaño- y contribuye a que crezca la incertidumbre”. Pavadas: los únicos tres efectos esperables es que se venderán más cosechadoras nacionales, se protegerán los empleos en el sector y que las divisas se quedarán en casa.

Estos personajes, escudados detrás de los comerciantes locales que ingresan whiskies caros de a U$S 50 por litro y autos de alta gama, meten el tema de las cosechadoras -un tema sensible para una economía agroexportadora como la nuestra- para generar confusión y malestar en el público.

El problema de fondo es que, hasta el momento, los importadores de este tipo de bienes tenían la vaca atada: conseguían dólares baratos en el mercado oficial de cambios, traían los bienes suntuarios, los colocaban a un público de altos ingresos y recibían un margen considerable de ganancias en dólares, pero valuadas al valor del blue.

Lo correcto en estos tiempos de restricción al consumo y de recesión es que los consumidores de bienes suntuarios los paguen y dejen de cargar sobre los consumidores de cabotaje el costo de destinar divisas escasas para fines banales y que los importadores que ingresan estos bienes al país que “rompan su chanchito de dólares” y que arriesguen su propio capital para hacer el pasamanos. O bien, que se dediquen a otra actividad si creen que estas medidas generan “zozobra e incertidumbre”.

Lo que sí debe quedar bien claro es que hoy -y durante mucho tiempo- los pocos dólares con que cuenta nuestra economía deberán estar disponibles para ser aplicados a cosas más importantes que a comer caviar bien regado con un Juancito Caminador de etiqueta azul.

Share.

Comments are closed.