Muere el poeta Joan Margarit a los 82 años

Pinterest LinkedIn Tumblr +

Víctima de cáncer ha muerto el poeta catalán Joan Margari reciente ganador del premio Cervantes.

El poeta catalán Joan Margarit, premiado con el Cervantes en diciembre último, en un acto privado de manos de los Reyes de España, ha fallecido hoy, víctima de cáncer a los 82 años

Recibió el pasado diciembre el mayor galardón de la literatura castellana.  que no pudo ser entregado durante la habitual ceremonia de premiación a causa de la pandemia, pero que sí lo recibió de manos de los Reyes Felipe y Letizia que viajaron expresamente hasta Barcelona para entregárselo.

El poeta catalán, nacido en 1938,  también fue ganador del Premio Nacional de Poesía por su poemario ‘Casa de misericòrdia’ y ha escrito a lo largo de  su extensa trayectoria treinta poemarios, que ha publicado tanto en catalán como en castellano, convirtiéndose en uno de los grandes referentes de la lírica en España.

“Si un libro te hace de espejo y te cuenta cómo eres o qué te pasa, es una obra de arte”
(Joan Margarit)

Margarit se dio a conocer como poeta en castellano en 1963 y en 1965. Después de un largo paréntesis de diez años, escribió “Crónica”, publicado en la colección “Ocnos”, de Barral Editores.

A partir de 1980 inició su obra poética en catalán. Su estética es considerada realista, intimista y llena de un gran aliento lírico. Fue  uno de los mejores poetas catalanes del las últimas décadas cuya obra abarca una extensa variedad temática. En la relación entre poesía y vida está la columna vertebral de su obra. Para Joan Margarit en el poema hay que crear las condiciones necesarias para que sea posible la vida. Como decía el propio poeta: «un poema es poca cosa, pero fuera de la poesía, del arte, está la intemperie, no hay nada»

Sobre su enfermedad y la pandemia con la que tuvo que convivir los últimos meses de su vida, declaró a «El Cultural»

Soy una persona de riesgo, por cuatro factores: uno es el linfoma; otro, la quimioterapia; otro, mi edad y el último es la pandemia», dice el arquitecto catalán a sus 82 años. «Los médicos me aconsejan que no vea a nadie ni vaya a ningún sitio; lo máximo que hago es algún paseo solitario», explica. Con sus nietos ya mayores, uno en Nueva York y otro en Viena, mantiene contacto vía WhatsApp.

«Llevo un año de confinamiento, pero me ha afectado muy poco», dice y no miente. Se lo ve bien. Tiene buenos cimientos, no cabe duda. Si acaso, un tanto más delgado, pero «del bigote para arriba estoy perfecto», bromea. Y eso porque «toda la vida he deseado estar confinado, pero no lo llamaba así. Le daba otros nombres, como soledad». Y el año de reclusión le ha dado, a pesar de todo, sus frutos. «Acompañado por mi mujer, la Raquel de mis poemas, he hecho un nuevo libro, que es lo que ya tocaba», avanza.





Share.

Comments are closed.