Muere Elsa Serrano al incendiarse por un corto circuito su departamento.

Google+ Pinterest LinkedIn Tumblr +

El departamento de la diseñadora, ubicado en un edificio situado sobre la calle Maipú en el barrio porteño de Retiro, se prendió fuego anoche y como consecuencia Elsa Serrano resultó fallecida.

La diseñadora italiana Elsa Serrano murió en la noche de ayer en un incendio que por un corto circuito eléctrico se produjo en su departamento, ubicado en el barrio porteño de Retiro.

 Los Bomberos Voluntarios hallaron en el interior del inmueble el cadáver carbonizado de una mujer. Si bien la policía no confirmó oficialmente su identidad, familiares de Serrano aseguraron que la diseñadora vivía sola en ese departamento y dan por hecho que el cadáver hallado es de la destacada diseñadora.

Celebridades despidieron con dolor a Serrano a través de sus redes sociales, entre ellos, Andrea Politti y el diseñador Benito Fernández, sus compañeros en el programa Corte y Confección. «Hasta pronto, Elsy», escribió en Instagram Zulema Menem, una de las clientas más famosas de la modista.

Con Andrea Politti compartía el programa «Corte y Confección» y así la despidió en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/AndreaPolitti/status/1306488957853728768

Nacida como Elsa Romio en Calabria, Italia, Serrano llegó a la Argentina con apenas 14 años a mediados de los 50, luego de un largo viaje en barco, aunque comenzaría a dar los pasos en el oficio del diseño en 1968.

El gran salto vino de la mano de su segundo matrimonio, con Alfredo Serrano, un empresario textil junto a quien construyó un imperio que, catapultado por su estilo personal, la convirtió en referente de alta costura y una marca registrada en Argentina y el mundo.

Sus creaciones, erigidas en verdaderos objetos de deseo, vistieron entre otros nombres propios a Claudia Villafañe en su mediática boda con Diego Maradona en el estadio Luna Park porteño, en noviembre de 1989; aquel vestido costó, según luego se supo, 30.000 dólares.

La relación de la diseñadora con el jet set, que la cimentaría como un símbolo de la opulencia de la década menemista, se apoyaría en su capacidad de vestir a figuras como Mirtha Legrand, Susana Giménez, la actriz Sophia Loren y la bailarina Maya Plisétskaya, entre otras.

Su costado más controvertido, que le valió la etiqueta incómoda de «modista del poder» fue cuando trabajó durante la década del ´90 para Zulemita Menem, hija del expresidente.

En 2001, el imperio comenzó a desmoronarse junto con el país y Elsa Serrano tuvo que cerrar su empresa. Años más tarde, logró recuperarse y continuar trabajando como diseñadora.

Elsa Serrano deja dos ex-maridos, tres hijas, seis nietos y una página enorme en la historia del diseño y la moda en Argentina.

Share.

Comments are closed.