Partidarios de Donald Trump tomaron por la fuerza la sede del Congreso de Estados Unidos mientras se llevaba a cabo el proceso de certificación de la victoria de Joe Biden.

(Fuente BBC) Luego de un mitin masivo en el que participó Trump frente a la Casa Blanca, cientos de manifestantes marcharon hacia el Capitolio para denunciar lo que consideran un fraude electoral del que no hay pruebas.

Tras enfrentarse a la policía en los accesos, algunos lograron ingresar al recinto, lo que llevó a suspender las sesiones de los legisladores y bloquear los accesos a los salones del Senado y la Cámara de Representantes.

Las dos cámaras del Congreso estadounidense estaban sesionando para certificar los votos emitidos por el Colegio Electoral el pasado 14 de diciembre, que proclamaron a Biden presidente electo.

Hay al menos una persona gravemente herida dentro del capitolio, víctima de un disparo de arma de fuego. Cae la bolsa en Wall Street.

Las autoridades el Capitolio habrían llamado a las Fuerzas Armadas para que expulsen del edificio a los seguidores de Donald Trump. Pero el Departamento de Defensa se ha negado a adoptar esa medida. Contrariamente Trump moviliza a la Guardia Nacional para desalojar a sus propios manifestantes que el mismo Trump convocó a marchar hacia el Capitolio.

Share.

Comments are closed.