Desde hace más de un siglo, por un convenio entre ambos países, 116 Km2 del territorio cubano, está en manos de los Estados Unidos. Cuando triunfa la revolución castrista, el gobierno norteamericano decide dejar de pagarle a Cuba el arrendamiento estipulado, aunque el monto mensual era de 2.000 dólares al año, más o menos lo que costaba alquilar un departamento en el barrio más pobre de Nueva York. Ttras 61 años de mora en el pago, no hay instrumento legal serio alguno, que pueda justificar esa ocupación de territorio cubano por la base militar de Guantánamo,

En enero de 2002 se creó en Guantánamo un centro de detención. La decisión fue de George Bush (h), luego del ataque a las Torres Gemelas del 11 de septiembre y ordenó encarcelar allí, en “el lugar menos malo” a sus «prisioneros de guerra», sin acceso a juicio civil, a fin de torturarlos y enjuiciarlos en antojadizas comisiones militares por un tiempo indefinido

Así, los Estados Unidos decidieron arrestar a cualquiera que les resultase sospechoso de terrorismo, y darles el rango de prisioneros de guerra en Guantánamo, pero incumpliendo todos los resguardos legales y humanitarios que corresponden a los prisioneros de guerra y sin acceso a juicio. Los presos de Guantánamo fueron torturados de las formas más crueles, se cometieron así delitos de lesa humanidad que si fueran cometidos por otros gobiernos serían repudiados internacionalmente.

No se puede saber con certeza la cifra, pero algunas ONG humanitarias entienden que en Guantánamo hay hoy algo más de 40 prisioneros de los más de 800 que pasaron por allí, o que allí dejaron sus huesos. Sobre ninguno de los presos de Guantánamo pesan cargos legales firmes y están con pocas perspectivas de ser liberados, más bien, las autoridades esperan que mueran pronto, dado que hay adultos mayores y llevan algunos de ellos entre 15 y 20 años de encierro en pésimas condiciones de vida. La ilegitimidad de la política de los Estados Unidos frente, al derecho internacional humanitario, es harto comprobada.

Hay en Guantánamo cerca de 1800 militares, las instalaciones están muy deterioradas, sufre inundaciones, fueron construidas de manera precaria y ya pasaron 20 años, el presupuesto es demasiado alto, más caro que otras cárceles, porque todo abastecimiento, de urgencia o normal, no pueden pedirlo a Cuba y eso les exige viajar hasta el Estado de la Florida, distante a algo más de 800 km en línea recta, los traslados de personal y funcionarios también requieren vuelos especiales. Se estima que alrededor de 13,5 millones al año es el costo por cada persona detenida allí, cuando la cárcel de máxima seguridad en Colorado, donde está detenido el Chapo Guzmán, tiene un presupuesto de 78.000 dólares al año por detenido.

Entonces tienen un problema económico. Obama intentó cerrar la prísión de Guantánamo, que fue una de sus promesas de campaña, pero los legisladores se lo impidieron. Trump dijo al asumir la presidencia que era una locura mantener Guantánamo, pero después ordenó que siga abierta de manera indefinida. ¿Por qué?

Porque si mantenerla abierta le representa un problema económico y críticas de sus votantes , cerrarla le presenta un dilema político; ¿Qué hacer con los aproximadamente 40 detenidos que aún están allí?

La mayoría de ellos musulmanes, son todos hombres y ninguno de ellos ha sido acusado de crimen alguno en términos de la justicia estadounidense, por lo tanto no pueden ser trasladados a ninguna prisión en los Estados Unidos. Por otra parte, si los han mantenido presos durante años en condiciones inhumanas diciendo que eran todos terroristas sumamente peligrosos de organizaciones enemigas de los Estados Unidos y de otros gobiernos, no puede Biden pedir que otros países le den asilo político. Tampoco puede decir ahora que los dejan libres en los Estados Unidos o que los devuelven a sus países de origen porque hoy les resultan muy caros.

Puede Biden ordenar nuevas comisiones de revisión de casos y de a cuentagotas, sin que se note. resultar que todos son considerados inocentes y ser liberados (así liberaron a varios durante la presidencia de Obama) o bien, esperar que se muera el último pero tampoco será solución; cerrar Guantánamo por falta de detenidos, porque murieron o fueron liberados, implicaría tener que devolver los 116 Km a Cuba, toda una derrota política, o bien, sin cárcel alguna, mantener una base militar igualmente cara e inoperante para no darle ese regalo a Cuba.

¿Qué hará el demócrata Joe con Guantánamo? Seguramente nada.

Share.

Comments are closed.